¿Qué es salud?

La Organización mundial de la salud (OMS) define a la salud como: “un estado total de bienestar físico, mental y social”. Esta definición ha entrado en debate varias veces con el objetivo de que sea una definición clara y completa. Se le agregó la consideración de los derechos básicos y universales; se relacionó también con la edad, cultura y la responsabilidad personal. Además, existen muchas definiciones de salud en el mundo, ya que es un estado al cual se aspira llegar. Dentro de estas hay una en particular que es muy completa: salud es el bienestar social, emocional y espiritual de toda la comunidad, además del bienestar individual.

En el informe de la OMS en el 2004 sobre “estrategia global sobre dieta, actividad física y salud” se habla de un medio ambiente que permita acciones sostenibles a nivel mundial y que a la vez promuevan y protejan la salud, reduzcan las enfermedades y las tasas de mortalidad relacionadas con dietas no saludables e inactividad física promoviendo como tal desde el 2004 los estilos de vida saludables a nivel mundial.

La importancia de llevar un estilo de vida saludable radica en que se tendrá una mejor calidad de vida en general. Los estilos de vida saludable son considerados como factores determinantes del estado de salud de una persona. La salud es el resultado de los cuidados que el individuo se da a si mismo y a los que lo rodean. Dentro de los factores de riesgo para el desarrollo de una enfermedad crónica no transmisible (ECNT) están: una alimentación inadecuada, sedentarismo, obesidad, tabaco, alcohol, presión alta, glucosa alta y colesterol alto. Llevar un estilo de vida saludable disminuye considerablemente la posibilidad del desarrollo de una ECNT.

Todos estos factores de riesgo pueden ser controlados con la implementación de un estilo de vida saludable. La clave esta en seguir los 5 pasos que serán mencionados más adelante. Además, es importante buscar ayuda de un profesional en la nutrición, psicología o medicina quien podrá ser un gran apoyo en el cambio dando consejos valiosos, guiando al individuo a tomar decisiones inteligentes y proponiendo pequeños cambios que tendrán un gran impacto en la salud. Ahora que se tiene claro el término de estilo de vida saludable se va a hablar sobre estrategias para lograr alcanzar llevar un estilo de vida saludable sin fracasar en el intento.

 

5 pasos para llevar una vida saludable sostenible a largo plazo

El primer paso es: Establecer un objetivo claro: ¿Qué se quiere lograr?, ¿Cómo se va a lograr? y ¿En cuanto tiempo se quiere lograr? Sin este objetivo claro será imposible empezar. ¿Alguna vez has escuchado hablar acerca de la metodología SMART para establecer objetivos?
Proponer metas semanales de los cambios que se quieren hacer para mejorar la salud y calidad de vida. Cada semana es recomendable plantear nuevas metas y analizar las metas anteriores.
Empezar el cambio progresivamente, hacer cambios pequeños que tendrán un gran impacto en la salud. Empezar a incluir frutas en los desayunos y/o refacciones, verduras en almuerzo y cena, empezar con una caminata de 30 min 3 veces a la semana, disminuir la ingesta de alcohol semanal, disminuir el consumo de comida chatarra a 1 vez a la semana y buscar mejorar los hábitos del sueño Una vez estos pequeños cambios sean parte del estilo de vida ir incorporando nuevos hábitos.

Ahora además de la caminata incorporar 2 días a la semana de pesas y aumentar el tiempo de la caminata, establecer una rutina para dormir, incorporar alimentos nutritivos nuevos (quinoa, leche de almendra sin azúcar, panqueques de avena, lasagna de zucchini) ser creativo y buscar recetas nuevas.
Seguir puliendo el estilo de vida saludable, es recomendable llevar un diario en donde se pueda anotar los cambios que se han visto al paso del tiempo. Por ejemplo: menos reflujo, menos dolor de espalda, mejor estado de ánimo, mejor descanso, más energía, etc. Esto será una gran motivación para seguir con la vida saludable. Es importante saber que siempre existe la posibilidad de no lograr cumplir con el estilo de vida establecido por algún motivo como: viajes, fiestas o eventos. La clave esta en retomar todo lo adquirido al paso del tiempo y no olvidar la vida sana y saludable que se logró llevar. Al retomar lo ideal es hacerlo progresivamente como se inicio con el cambio.
Existe una gran motivación por la cual aspirar y buscar llevar un estilo de vida saludable. Cada caso es personal, pero podría ser: salud a largo plazo, evitar enfermedades a lo largo de la vida, estar bien emocional y psicológicamente, lograr un descanso óptimo, rendir bien en el día a día, tener vida social, un trabajo estable, etc. Muchas veces se suele equivocar el término estilo de vida saludable y se busca llevarlo con el objetivo de perder peso, mejorar la apariencia física o tonificar. Si se encuentra una motivación más profunda será mas fácil lograrlo.

“Que comer saludable se vuelva un estilo de vida y no una dieta más”.

Por útlimo, es importante informarse adecuadamente sobre qué productos son aptos para nuestra salud. De manera frecuente, la industria alimentaria ha llegado a informar erróneamente al consumidor y esto resulta en la compra de alimentos altamente procesados, altos en azúcares refinados y grasas saturadas.